Aquest curs volem commemorar el nostre 60 aniversari compartint amb tu entrevistes, vídeos, material gràfic per celebrar junts que continuem, més de sis dècades després, treballant cada dia per ser l'escola que vols pels teus fills.

El Col·legi Parròquia Sant Bertomeu naix a setembre de 1958 de la mà de Don Bartolomé (retor del moment), l'Arquebisbat de València i d'un conjunt de persones immerses en el treball social i cultural del moment a la parròquia i al poble, del qual cal destacar a Don Vicente Alonso Bargues, Mestre, Actor i Director Teatral del moment al poble. D'eixe impuls es crea el "Hogar", un lloc xicotet on xiquets del poble estudien l'ensenyament elemental amb escassos recursos.
 
 
 

L'escola que volem ser

A l'any 58 es crea "el Hogar", un lloc xicotet on xiquets del poble estudien l'ensenyament elemental amb escassos recursos.
Passats els anys i el creiximent de l'escola a més de tindre dos grups per curs s'incorpora com a Filial 9 de l'Institut Luis Vives de València per impartir estudis superiors i així donar tota l'oferta necessària abans d'entrar a la universitat.
Des de aleshores fins ara ha viscut canvis notables tant a nivell d'instal·lacions com l'adequació als temps que vivim, tenint com a referent la formació de personalitats del món de la ciència, la cultura o les lletres. Hui conta amb dos unitats de tots els cursos d'infantil, primària, secundària i batxillerat i una plantilla de docents i treballadors del Centre de més de 60 persones al cap del Titular Don Raúl Navarro.
Al Col·legi Parròquia Sant Bertomeu sempre se li ha qualificat com l'escola del poble, per haver estat implicada en totes les activitats que a Godella es fan, tant lúdiques com culturals, solidàries o compromeses amb "mil batalles" i aquesta manera de ser i actuar tant personal ens acompanya des de fa 60 anys.
 
 
 

Acte commemoratiu

Sesenta años para un colegio significan miles de historias personales, miles y miles de horas de trabajo y esfuerzo, millones de anécdotas y experiencias de profesores, alumnos y trabajadores del centro.

Sesenta años para un colegio son sesenta inicios con expectación e incertidumbre ante los nuevos retos, alumnos, compañeros o profesores; son sesenta finales de curso con tensiones, llantos o alegrías. Un colegio es un organismo vivo y los años no lo hacen viejo, sino más experimentado, más sabio, gracias a la huella de aquellos que han configurado su ser.

Hoy queremos daros las gracias a todos los aquí presentes y recordar de un modo especial a quienes impulsaron la creación del Colegio Parroquia San Bartolomé. En el origen de este centro, como en el de tantos otros colegios parroquiales, está la sensibilidad de un sacerdote y un grupo de seglares del pueblo que con valentía e ilusión deciden afrontar un proyecto que solventase las necesidades de formación de un buen número de niños y jóvenes de familias humildes.

Jesús de Nazaret nos ha enseñado a sus discípulos, los cristianos, a soñar en grande. Por ello, el proyecto de aquellos hombres no era el de crear un centro en el que simplemente se transmitiesen contenidos académicos a sus alumnos, sino el de formar personas de las que, como sucede con el apóstol san Bartolomé, el mismo Jesús pudiese decir: «Ahí tenéis un israelita de verdad, en quien no hay engaño» (Jn 1, 47). Soñaron con una educación que ayudase a buscar la verdad más profunda de nuestro ser: aquella que se encuentra grabada en las entrañas de las matemáticas, la biología, la historia, la lengua o la religión; y poder actuar en consecuencia: sin engaño, respetando la dignidad del ser humano, lejos de todo tipo de ideologías, de un signo u otro, que no son capaces de conjugar al mismo tiempo libertad, tolerancia y verdad. Soñaron con una educación que acompañase la maduración de los jóvenes ofreciendo esperanza ante las heridas, sin necesidad de hurgar en ellas, y aliento para ir siempre un poco más allá de lo que creemos posible.

El recuerdo de aquellos soñadores: D. Bartolomé Albert, D. Vicente Alonso, D. José Valls y D. Vicente Lerga, entre otros; y la posibilidad de compartir este momento con todos los que les habéis seguido a lo largo de estos años como titulares, directores, profesores, alumnos o personal del colegio, despierta nuestra gratitud y nos impulsa, a quienes hemos tomado el relevo en esta cadena, a vivir con responsabilidad la misión que el mismo Jesucristo nos encomendó a todos los hombres de buena voluntad: ser sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5, 13-16); ser sal y luz de los casi ochocientos alumnos que cada año dan cuerpo, griterío, accidentes, emociones, sufrimientos, sustos, etc. a nuestro colegio y forman parte importante de nuestra vida.

Soy muy consciente de vuestra generosidad; también de que no faltan dificultades en el camino y momentos en los que también nosotros necesitamos ser ayudados… Ánimo; no dejemos de soñar, porque «si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?»; si la luz se hace vacilante, ¿quién iluminará? Ayudémonos unos a otros, sin importar que seamos de infantil, primaria o secundaria; de que estemos o no ya en el colegio; conscientes de que todos somos valiosos y todos tenemos mucho que aportar a esta ardua, pero hermosa misión.

Muchas gracias a todos por compartir este momento.
Raul Navarro. Titular del Colegio Parróquia San Bartolomé


 
 
 
 
 
 

Entrevistes

  • JAIME SANCHO
  • JOSE VTE OLMOS
  • VICENTE ALONSO
  • RICARDO ESTREMS
  • VICENT SENENT VALLS
  • JAVIER GINER BUENO
  • FRANCISCO BENITO MARCO
  • LOLA ESCAMILLA
  • JOAN ENRIQ LLUNA
 
 
 

60 anys en videos

  • INICIS D'UN PROJECTE
  • BENVINGUDA AL COL.LEGI
  • ACTE 60 ANIVERSARI
  • 60 ANYS EN FOTOS
  • 50 ANIVERSARI I
  • 50 ANIVERSARI II